Clooney echa el ojo al Oscar


michael-clayton.jpg

Según el afamado crí­tico cinematográfico Glenn Kenny en su bitácora en Premiere Michael Clayton, el thriller con tintes de crí­tica social y polí­tica podrí­a llevarse el Oscar a la mejor pelí­cula en la ceremonia que tendrá lugar el domingo 24 en Los Angeles.

Tras haberse impuesto en los Globos de Oro, «Expiación» («Atonement»), la adaptación de la novela de Ian McEwan sale como la principal candidata con «No es paí­s para viejos» («No country for old men») y «Pozos de ambición» («There will be blood») como grandes aspirantes. Algunos, incluso dan opciones a la sorpresiva aunque no sorprendente «Juno», pero son pocos los que apuestan por el filme protagonizado y producido por George Clooney.

Pero no solo puede ganar sino que ganará. ¿Por qué?

1) Porque se trata de una excelente pelí­cula, intensa, emocionante, dura, con un guión bien trabajado, buenas interpretaciones y una más que correcta recaudación en taquilla. La mayorí­a de la crí­tica la ha menospreciado por ser la representante de la gran industria y por tener a una gran estrella en su reparto pero el film de Tony Gilroy tiene más puntos fuertes que débiles.

2) Porque «Pozos de ambición» y No es paí­s para viejos» pugnarán por el mismo perfil de votantes lo que dividirá sus opciones. Juno ya ha obtenido premio suficiente con el impulso que sus múltiples nominaciones le han proporcionado y «Expiación», pagará la maldición de los últimos siete ganadores de los Globos de Oro de los que solo dos («El señor de los anillos: El retorno del Rey» y «Una mente maravillosa») han repetido premio.

3) Porque en estos premios se imponen las sorpresas. No hay que olvidar el bombazo de «Crash» ante «Brokeback Mountain» o la reciente victoria del film minoritario «La Soledad» sobre «El Orfanato» en la última celebración de los Goya.

4) Porque qué mejor que escenificar la nueva América que preconizan Obama, Clinton y McCain que una cinta que ataca directamente a las corporaciones (y sus dirigentes sin escrúpulos) y pone el énfasis en la gente, en el ciudadano de a pie.

5) Porque la mejor pelí­cula del año, Zodiac, no está entre las cinco candidatas. La recreación que David Fincher esculpió sobre la persecución del serial killer que atemorizó San Francisco en los años setenta, ha sido la gran damnificada este año

Los comentarios están cerrados.