De crucero por el Canal de Castilla


canal de castilla

El buen tiempo anima a huir del estrés y frecuentar las salidas al campo: Castilla y León es un territorio ideal para eso. Entre los llanos vallisoletanos existe un canal que cruza el paisaje de norte a sur sembrando vida a su paso. Nuestra propuesta es recorrer el tramo vallisoletano del Canal de Castilla, una experiencia única. El Eurostars Marqués de la Ensenada está situado, precisamente, sobre el propio canal, en un edificio que durante cientos de años fue una fábrica harinera.

Con forma de Y invertida, el Canal de Castilla es el único navegable que se conserva en España. Construido entre mediados del siglo XVIII y el primer tercio del XIX para facilitar la exportación de cereal a Europa y acabar con el aislamiento de la Meseta, discurre a lo largo de 207 kilómetros desde Alar del Rey (Palencia) hasta Valladolid, pasando por Burgos.

Hoy en dí­a esta obra de ingenierí­a hidráulica cuya construcción sobrevivió a tres reyes (Fernando VI, Fernando VII e Isabel II) es Bien de Interés Cultural. Sus aguas se pueden surcar a bordo del barco Antonio de Ulloa, que recibe a los viajeros en Medina de Rioseco. A diferencia de lo que ocurrí­a en el siglo XIX, cuando navegaban más de 350 barcas, actualmente se respira una tranquilidad absoluta.  

Otra posibilidad es alquilar una piragua para explorar de cerca sus esclusas, molinos de harina y dársenas de gran interés histórico. Y siempre queda la opción de caminar o pedalear por sus orillas disfrutando de los fresnos, madreselvas y aguiluchos laguneros que habitan el entorno. Con una riqueza natural excepcional, el Canal alberga más de 200 especies distintas de vertebrados.

Los comentarios están cerrados.