El nuevo patrimonio vivo de la UNESCO: ¿Por qué la Alhambra sí­ y el flamenco no?


Patrimonio Inmaterial UNESCO¿Por qué el acueducto de Segovia puede ser patrimonio de la Humanidad y la jota aragonesa no puede? ¿Por qué la Alhambra sí­ y el flamenco no? ¿Por qué las murallas de Lugo y la Torre de Hércules sí­ y, en cambio, la música gaitera que emana de la tradición céltica no? ¿Por qué los sitios arqueológicos de Ibiza son patrimonio de la Humanidad y no lo es el Jaleo de las fiestas de Menorca? Simplemente porque unas cosas son materiales y se pueden tocar y las otras no.

Pero la UNESCO, consciente de esta incoherencia de la tradición cultural, se puso hace unos años manos a la obra y en un tiempo récord ha logrado poner en marcha un nuevo listado especí­fico para el Patrimonio Cultural Inmaterial, también conocido como patrimonio vivo. En 2008 se inició el proceso de nueva catalogación y actualmente figuran como protegidos bienes culturales inmateriales como el tango, la caligrafí­a china, las danzas garí­funas, las procesiones de Semana Santa de Popayán, la ceremonia de los voladores de México o la cosmovisión andina de los kallawayas. Así­, hasta un total de 166 bienes inmateriales que se prevé que en los próximos años se multipliquen por diez y hasta por veinte.

En esta flamante lista, España ha ubicado hasta el momento cuatro bastiones. En 2008 se reconoció como partrimonio mundial inmaterial el misterio de Elche y la Patum de Berga, a las cuales se ha añadido en 2009 el silbo gomero (en lenguaje a base de silbidos de la Isla Gomera) y los tribunales de regantes del levante español.

Según la nueva Convención para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial, el patrimonio vivo se manifiesta en los siguientes ámbitos: tradiciones y expresiones orales; artes de espectáculo como la música, danza o teatro; usos rituales y festivos; conocimientos relacionados con la naturaleza y el universo; y técnicas artesanales tradicionales. Algunas de las caracterí­sticas de este patrimonio son que se transmite de generación en generación, se recrea de manera constante o periódicamente, infunde en la comunidad un sentimiento de identidad y de continuidad; y genera respecto mutuo entre comunidades, grupos e individuos y con el medio ambiente.

Ya lo sabe, si usted tiene interés en proteger algún patrimonio vivo y encaja con estas caracterí­sticas, el plazo para presentar nuevas candidaturas vence el 1 de marzo de 2010.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puede utilizar estos atributos y etiquetas HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.