El tesoro oculto de Praga: el ‘Dancing Building’ de Gehry


Váyase a Praga. Conocerá (o reconocerá) la plaza de San Wenceslao. El castillo. El barrio judí­o. La catedral de San Vito. El puente de Carlos. Todos ellos iconos de la majestuosa capital checa. Pero muchas guí­as olvidan mencionar un rincón que en pocos años se ha convertido en una de las joyas de la arquitectura contemporánea en la Europa Central: el Dancing Building de Frank Gehry. Sí­, el mismo que diseñó el Guggenheim de Bilbao.

arquipraga.jpgConstruido en 1997 por el arquitecto norteamericano, el Dancing Building está inspirado en las figuras de Fred Astaire y Ginger Rogers: por eso, algunos checos también se refieren a él como «˜Fred and Ginger’. No gozó en un principio de demasiada popularidad entre los capitalinos, que lo vieron como un horror que afeaba las construcciones medievales de la ciudad vieja. La historia de La Pedrera barcelonesa o del propio Guggenheim se repití­a en Praga. Sin embargo, once años después de su finalización, el Dancing Building se ha aclimatado perfectamente a su entorno, y hoy son pocos, muy pocos, los locales que continúan echando pestes de Gehry. El edificio ya es la Dancing Queen del Moldova.

El Dancing Building es un nuevo ejemplo del carácter rompedor de Gehry, un artista que entiende la arquitectura más bien como grandes esculturas que albergan espacios y viviendas. Amante de la curva y de los volúmenes sinuosos, en España, aparte del Guggenheim, también diseñó el hotel Marqués de Riscal, en ílava. A Frank Gehry los expertos lo han catalogado como exponente del posmodernismo, el deconstructivismo o el estilo internacional. Más allá de qué es exactamente, es un alma libre que se expresa con unas formas y unas estructuras brillantes.

Y ya que estamos en Praga, podemos completar la visita al Dancing Building con otras grandes construcciones del siglo XX. En este recorrido, son paradas obligatorias la Casa de la Virgen Negra, de estilo cubista; el ayuntamiento y la estación de trenes de Wilsonova, ambos modernistas; y la Villa Mí¼ller, del funcionalismo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puede utilizar estos atributos y etiquetas HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.