Luz Valdenebro: “En el Eurostars Hotel Real 5*GL todo me recordaba a ‘Gran Hotel’”


Años después de su éxito como protagonista de la serie Gran Hotel, Luz Valdenebro volvió a sentirse Sofía Alarcón durante su estancia en el Eurostars Hotel Real 5*GL de Santander. Se alojó allí el año pasado con sus compañeros de la obra de teatro El Jurado, poniendo “la guinda” a una gira de éxito. La actriz cordobesa recuerda con nosotros las dos noches que pasó en Santander y nos habla de la representación de la mujer en la ficción.

¿Cómo surgió su participación en ‘El Jurado’?

A Eduardo [Velasco] y Cuca [Escribano] los conozco desde hace muchísimos años, y en la presentación del Festival de Málaga que se hace en Madrid me los encontré. Yo en ese momento estaba representando El estanque dorado con Lola Herrera y Héctor Alterio, y Edu me comentó que tenía una función entre manos. Quería hablar con Lola porque tenía un proyecto en mente inspirado en Doce hombres sin piedad y quería unir en un mismo grupo a gente muy diversa.

Al oír Doce hombres sin piedad le dije: Yo quiero estar. Él me dijo que yo era una de las opciones, y luego Andrés Lima, el director, me dijo que también me tenía en mente. Crearon un grupo que es oro, después de dos años nos mantenemos muy unidos y estamos intentando volver a reunirnos en otra obra.

Luz Valdenebro, Gran Hotel¿Cómo fue su estancia en el Eurostars Hotel Real 5*GL de Santander durante la gira?

Eso fue la guinda de la gira, lo disfrutamos mucho porque un elenco de teatro no son solo los actores, es el equipo técnico y humano; y fue muy bonito llegar todos allí y entrar en un hotel mítico, en una ciudad maravillosa como Santander, con esas vistas… Nosotros necesitamos un sitio que sea hogar, y allí todos teníamos habitaciones que daban al mar. El personal del hotel nos hizo sentir los reyes, y fue muy bonito tener dos días para disfrutar de ese lugar, fue un premio para la compañía.

¿Le recordó al rodaje de la serie ‘Gran Hotel’?

No es que me lo recordara, es que era igual. En la serie rodábamos exteriores en el Palacio de la Magdalena. Mientras esperábamos a que nos diesen las habitaciones paseé por el hall, y veía las puertas, las alfombras… Todo me recordaba a los decorados de Gran Hotel, y para mí fue como sentirme otra vez Sofía Alarcón, la dueña del hotel. Además, desde el Eurostars Hotel Real 5*GL se ve el Palacio de la Magdalena.

¿Cómo fue la experiencia de iniciarse en la producción teatral con ‘La distancia’?

Económicamente fuimos cuatro mujeres las que arrancamos el proyecto, y es algo muy difícil. Lo hicimos sin ninguna ayuda, porque sólo pedirla es tan difícil… Al final conseguimos poner La distancia en pie y moverla. Más adelante nos gustaría hacer otro proyecto, pero mientras tanto trabajamos en otras cosas.

¿Qué tipo de historias le gustaría contar?

Me gustaría contar cosas desde el punto de vista que más ha sido silenciado: el de la mujer. Quiero que haya mujeres defendiendo papeles de mujeres, que cuando piensen en un reparto no piensen solamente en el género masculino, porque tendemos a darle el rol importante a los hombres. Por ejemplo, ¿por qué no puede haber una policía dura desde su feminidad?

Yo cuando leo textos, si hay 8 personajes 6 son hombres, y casi todos se pueden cambiar a mujeres sin problema. Creo que es una cosa de desconocimiento, alguien que escribe tiene que hablar con las mujeres, empaparse de sus historias, y darles la oportunidad. Y si no nos la dan, nos la vamos a dar nosotras, no vamos a pedir más permiso.

«Me gustaría contar cosas desde el punto de vista que más ha sido silenciado: el de la mujer»

¿Cómo son los papeles femeninos de ficción?

A las chicas nos suelen dar papeles que están muy por encima de nuestra edad. A mí me pasó cuando hice La Lozana Andaluza, el papel se me quedaba muy grande porque tenía 25 años y no entendía lo que le pasaba a esta mujer. Me apetece mucho divertirme con mi edad, ahora que estoy en los 40 me encantaría romper los estereotipos.

¿Cómo está la situación en el cine?  

Yo casi no tengo experiencia en cine, he participado en dos películas, pero no hago casting de cine porque no me llaman. Como hay tan pocos papeles femeninos, el pastel se reparte entre muy poquita gente.

Los actores somos actores, tu elección es hacer cine, teatro o televisión. Pero a los que queremos tocar todos los palos se está complicando, porque para el teatro los productores quieren actores que hagan televisión. Las tablas que tiene alguien de teatro no las tiene alguien de televisión y de cine. Yo he hecho muchísimo teatro, y si me voy a cine soy el último mono, pero necesito que me den la oportunidad.

Por: Elena Jorreto