Las múltiples caras de las tensiones del alma


 

Franz Xaver Messerschmidt

Franz Xaver Messerschmidt (1736 – 1783) está considerado uno de los escultores más innovadores de su época. Con sus bustos gesticulantes, este alemán revolucionó las normas artí­stisticas del Siglo de las Luces y abrió una ventana hacia una nueva forma de entender el arte y expresar a través de la escultura. Su estilo no fue entendido por buena parte de la sociedad artí­stica, lo que le llevó a recluirse en Bratislava, ciudad en la que morirí­a.

Allí­ confeccionó su colección más famosa: 69 bustos que representaban 64 expresiones faciales exageradas, 64 variedades de muecas que el autor habí­a identificado como posibles. El museo del Louvre de Parí­s exhibe hasta el próximo 25 de abril una veintena de estos bustos, que muestran la evolución del estilo de Messerschmidt y caracterizan su estética.

Con su obra el artista pretende describir las múltiples caras de las tensiones del alma, a través de unos rostros que exaltan los gestos y las facciones. Su técnica, muy influenciada por los estudios sobre el cuerpo humano y la expresión de las emociones, es una apasionante ilustración de la efervescencia intelectual y artí­stica del siglo XVIII.

Los comentarios están cerrados.