The discovery of Spain: Escocia descubre España


Orange Market in Zaragoza, Arthur Melville (1892)
Orange Market in Zaragoza, Arthur Melville (1892)

España se ha instalado en el epicentro de Edimburgo durante la celebración del Fringe Festival de este año. Las National Galleries of Scotland gobiernan la capital escocesa con un gran reclamo: Spain. Lo que las National Galleries proponen no es sencillamente redescubrir las grandes leyendas de la pintura española (Goya, Velézquez, Greco, Murillo, Picasso…) sino, más concretamente, centrar la mirada en una época en la cual los artistas y los coleccionistas británicos descubrieron el arte español y la luz de la Pení­nsula.

Es decir, se trata de retratar cómo las Islas Británicas descubrieron el arte español en el largo perí­odo que va desde inicios del siglo XIX a los años 30. Es, de hecho, un perí­odo de entreguerras, porque la oleada de la afición por Iberia, nació precisamente con la llegada de las tropas de Wellington y terminó tras la Guerra Civil, en la cual muchos artistas británicos llegaron a implicarse de manera directa.

The discovery of Spain aglutina más de 130 obras. En algunos pasajes estos cuadros son obras de renombrados pintores españoles (Ribera, Velázquez, Zurbarán…) que influyeron especialmente sobre los artistas británicos. Y en este sentido es quizá Murillo el más destacado, pues sus retratos de escenas populares y de niños desfavorecidos llamaron poderosamente la atención de los adinerados coleccionistas ingleses y escoceses.

Aparte de los cuadros españoles, la exposición recoge también muchas obras de artistas británicos que llegaban a España para pintar escenas de bandoleros, gitanas y frailes, para recrear en el lienzo la arquitectura árabe y morisca de la Pení­nsula, o, incluso, para copiar pacientemente en los vestí­bulos del Prado las obras maestras de los Velázquez, Ribera, El Greco y compañí­a.

Este boom de lo hispano a lo largo del siglo, tuvo posteriormente dos nuevos repuntes. El primero fue hacia finales del XIX, cuando artistas como Arthur Melville viajaron a captar la luz de España para ponerla al servicio del impresionismo; después, con el advenimiento de la Guerra Civil llegó a fundarse la asociación Artists Against War and Fascism y se desarrolló en Londres una exposición (con cuadros como el Gernika o la Mujer Llorando de Picasso) destinada a recaudar fondos para el gobierno de la República.

The discovery of Spain, que reúne obras generalmente expuestas en la Tate, en la Royal Collection y en colecciones privadas del Reino Unido, está abierta hasta el 11 de octubre de 2009 en el corazón de la capital de Escocia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puede utilizar estos atributos y etiquetas HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.