Yayoi Kusama, quien convirtí­o las alucinaciones en arte


kusama

Yayoi Kuama es la artista japonesa más importante en la historia del arte contemporánea. Navegando siempre a contracorriente, tanto en su Japón natal como en sus años en la gran manzana durante los 50,60 y 70.

Por aquellos tiempos, sus obras se situaban en un territorio cuya excepcionalidad era única, creando nuevos canales y medios de transmitir sus mensajes, que con el paso de los años tuvieron más influencias de los movimientos culturales, como la revolución hippy, concretamente la exaltación del cuerpo y la libertad sexual.

Patento nuevas formas de hacer arte como las Accumulation sculptures y las Infinity nets. Según la artista toda su imaginación proviene de su estado mental, pues des de pequeña Yayoi ha tenido alucinaciones. Con el tiempo ha ido canalizando sus obsesiones personales hasta composiciones derivadas de la naturaleza, siempre con buscando una conciliación entre mente y cuerpo con un toque de alegrí­a infantiloide.

En 1973 volvió al paí­s del Sol naciente y des de entonces reside en un hospital psiquiátrico donde ha abierto nuevos caminos profesionales. Su novela debut -Manhattan Suicide Addict (1978)- fue todo un éxito y empezó así­ su carrera de literata.

Del 11 de mayo al 12 de septiembre el Reina Sofí­a de Madrid ofrece una retrospectiva de Yayoi Kusama. Serán 150 piezas tanto de pintura, escultura, instalaciones y ví­deos de su época más prolí­fica; los 60’s. El recorrido de la exposición tiene destinos tan potentes como el George Pompidou de Parí­s o el Whitney Neoyorkino.

Los comentarios están cerrados.