‘Yo serví­ al rey de Inglaterra’ pasa del papel a la pantalla


Después de cierto tiempo apartado de nuestras pantallas, llega de nuevo el cine checo y lo hace con una magistral y divertida pelí­cula, ‘Yo serví­ al rey de Inglaterra’, y con uno de los directores checos más laureados, Jiri Menzel (Praga, 1938).

La pelí­cula narra la historia personal de Jan Dité (encarnado el actor búlgaro Ivan Barnev), un joven camarero de provincias muy ambicioso y que sueña en convertirse en multimillonario. Dité pasará por distintos empleos, burdeles y locales, hasta que traba conocimiento con una joven del paí­s de los sudetes, muy orgullosa de su sangre aria, precisamente en los dí­as en que Hitler se apropia de este territorio checo. Su unión con la joven Lisa significará el trampolí­n a la fortuna a costa de unos sellos muy valiosos dejados por los judí­os. Pero su riqueza será efí­mera y el advenimiento del régimen comunista de la posguerra le llevará a la cárcel. El film arranca precisamente cuando el personaje de Jan Dité sale de la cárcel y reflexiona sobre su pasado y sobre lo que habrí­a ocurrido en caso de haber actuado de otro modo.

‘Yo serví­ al rey de Inglaterra’ (I served the king of England) es un guión adaptado de la novela de Bohumil Hrabal (Brno, 1914 – Praga, 1997) titulada «Yo que he servido al rey de Inglaterra». No es la primera vez que Menzel versiona a Hrabal, ya lo hizo con ‘Alondras en el alambre’ y con ‘Trenes rigurosamente vigilados’, que le valió el Oscar a la mejor pelí­cula extranjera en 1966, pero de eso hace ya más de cuarenta años.

Con un presupuesto modesto de poco más de dos millones de euros, esta pelí­cula es uno de los secretos más valiosos de la cartelera de este verano.

Los comentarios están cerrados.