Los besos robados del arte y la literatura, protagonistas en Italia


Besos Robados

Besos apasionados. Besos prohibidos. Besos furtivos. Besos deseados. Besos enamorados. Todos los besos de la literatura que, en un momento u otro, han pasado al mundo de la pintura. Esa es la exposición que puede verse este verano y hasta el 2 de noviembre en Italia. Bajo el tí­tulo Baci rubati, storie d’amore tra l’arte e la letteratura, el castillo de la Rocca Di Gradara (provincia de Pesaro y Urbino) ha reunido cuadros de pintores italianos de todas las épocas que representan el apasionamiento de los amores prohibidos.

Entre los lienzos de Baci rubati se dan cita los besos apasionados de Renzo y Lucia, los amantes que Alessandro Manzoni recreó en I Promessi Sposi; de Paolo y Francesca, los trágicos amantes cantados por Dante en los versos del Infierno de la Divina Comedia; de Romeo y Julieta, el romance más famoso del mundo ideado en la tragedia de William Shakespeare; de Ugo y Parisina, los infortunados enamorados adúlteros de Byron y Donizetti; y hasta de Tristán e Isolda, los personajes de la conocida ópera de Wagner.

El conjunto de la Rocca di Gradara, un impresionante castillo medieval propiedad de los Malatesta en el epicentro de la marca adriática, constituye una ambientación de lo más sugerente y palaciega para una exposición con esta temática. Como colofón a la muestra, hay un ví­deo que recorre los besos más famosos del cine italiano, muy al estilo climax final de Cinema Paradiso.

Recomendado para románticos empedernidos. Prohibido para los alérgicos al azúcar y la miel.

Los comentarios están cerrados.