Sisí­ revive en Viena


Sisí­ es, una vez más, protagonista. Esta vez quien fuera emperatriz de Austria durante casi cincuenta años se erige en figura protagónica del Museo de Historia del Arte de Viena, el famoso Kunsthistorisches Museum, con una exposición en la cual se incluyen retratos de la monarca, carruajes, joyas y multitud de objetos de su pertenencia.

Bajo el tí­tulo de «Trailing Sisí­», algo así­ como ‘El recorrido de Sisí­’, la exposición vienesa cuenta entre sus objetos estrella el carruaje en el cual la emperatriz entró en la capital austrí­aca por primera vez, el vehí­culo que lució el dí­a de su boda con el emperador Francisco José, el coche de oro imperial en el que viajó para ser coronada en Budapest como reina de Hungrí­a, o la calesa en la cual se desplazó a Ginebra horas antes de morir asesinada.

Junto a estos suntuosos carruajes del siglo XIX, la exposición incluye retratos, cuadros y objetos personales únicos de la emperatriz Sisí­, como el exhuberante collar de seda blanca bordado en oro que llevaba el dí­a de boda o su silla de montar personal: se decí­a de ella que era la mejor amazona de Europa. Otra de las joyas de la exposición es el vestido negro de cola infinita que diseñó para la emperatriz el diseñador vienés Fanny Scheiner en 1878.

La exposición está abierta hasta el 30 de octubre en el Schí¶nbrunn Palace de la capital austrí­aca. El recorrido por la vida de Sisí­ es una excusa excepcional para visitar la colección permanente del museo, que cuenta con numerosas obras de arte de Veronese, Canaletto, Caravaggio, Bruegel el Viejo, Van Dyck, Rembrandt, Vermeer, Poussin y Velázquez, entre muchos otros.

Los comentarios están cerrados.