Un bocado de historia: el Museo de las Termas de Budapest


gellert-baths2

Budapest es hoy una de las grandes mecas mundiales del termalismo. Los baños Gellert (indoor) y los baños Szechenyi (outdoor) son quizá los dos inconos más conocidos de la capital húngara. Pocos visitantes conocen, sin embargo, que ya en tiempos de los romanos legiones enteras de ciudadanos se desplazaban hasta aquí­ desde Roma para disfrutar de las mágicas propiedades del agua local.La antigua Aquincum formaba parte de la provincia romana de Panonia. Aquincum, cuyas ruinas están en el actual distrito de Obuda, llegó a contar con más de 40.000 habitantes y poseí­a unas de las mejores instalaciones de calefacción, termas y palacios públicos de todo el imperio.
Para hacerse una idea muy clara de cómo fueron esos tiempos, vale la pena visitar el Museo de las Termas (Fí¼rdo Muzeum), levantado en torno a las antiguas Thermae Maiores. El acceso al museo se realiza por un tunel peatonal desde la Plaza Florian. En tiempos romanos, los ciudadanos y especialmente los militares podí­an realizar aquí­ actividades fí­sicas de todo tipo, así­ como de limpieza corporal e higiene. Habí­a gimnasio, variedad de piscinas a diferentes temperaturas, sauna y salas con distintos grados de calefacción.
El Museo de las Termas, en el corazón del distinto de Obuda, es de acceso gratuito.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puede utilizar estos atributos y etiquetas HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.